Se busca dibujante

He tenido muchas ideas sobre "actualidad" que no dibujé y ya están desfasadas y eso es un drama para mi, pero también tengo miles de páginas de ideas para proyectos de cómic (cortos y largos) que me gustaría hacer y publicar en el futuro. ¡Vivir de ello ya sería un sueño hecho realidad! Pero no soy tan bueno y muchos de mis proyectos largos son expansiones de universos ya existentes, como Dragon Ball...

Este blog es para empezar a darme un poco a conocer y entretener a la gente. La mayoría de las publicaciones son memes, pero quiero ir aumentando el nº de dibujos en este blog.

No dibujo muy bien, soy bastante lento y no sé dibujar ni colorear con el ordenador. La cumbre de mi talento artístico fue por el 2009 cuando estuve un par de años estudiando ilustración todos los sábados en el ESDIP. Casi diez años después sin apenas dibujar me he propuesto retomar este arte, mejorar y aprender. Espero contemplar una evolución satisfactoria.

Mi sueño de niño era ser historietista como el gran Ibañez, ahora es ser guionista de cómics y co-dibujante. Así que si a alguien le interesa colaborar conmigo en algún proyecto de cómic puede decirmelo...

Disfruten

martes, 4 de julio de 2017

Game of Wands: La rebelión de Toffee. Star contra las fuerzas del mal:

GAME OF WANDS
LA REBELIÓN DE TOFFEE

 FANFIC SOBRE STAR CONTRA LAS FUERZAS DEL MAL (UNIVERSO PARALELO)
Narración: Toffee

Moon Butterfly fue la última de su estirpe en sentarse en el trono de Mewni, casada con el que era conocido en todos rincones del bosque de la muerte segura como el rey loco, su reinado fue de inestabilidad y terror. Los monstruos estamos mejor sin los de su clase.
 

Si bien es cierto que en Mewni las reinas son las que ejercen realmente el poder, Moon Butterfly seguía felizmente con la imperdonable tradición real de acaparar todo el maíz que daban las fértiles tierras de Mewni, matando de hambre a plebeyos mewnianos y monstruos casi por igual. El rey River Butterfly pertenecía a una familia de barbaros, algo que al principio chocó con la familia real… Pero en realidad la familia real ya estaba curada de espantos desde la reina Eclipsa, al menos el marido de Moon era mewniano…


Al principio parecían unos regentes capaces, pero eso se debía y no en poca medida al trabajo del nuboso reino Pony Head. Este reino controla la climatología de Mewni y su amistad con la familia Butterfly le había permitido a los Mewnianos tener una climatología perfecta para sus cosechas de maíz.


Pero en cuanto a River Butterfly, los refinados modales y la represión de su faceta bárbara que le obligaba la vida de palacio le hizo caer cada vez más y más en la locura… Encontró la manera de descargar esa locura creciente: cada cierto tiempo salía de fin de semana bajo el pretexto de dar conferencias aburridas de la que su esposa prefería estar al margen, cuando en realidad salía a matar monstruos por el bosque… Inocentes monstruos cuyo único crimen era la raza a la que pertenecían… 

el rey loco de cacería 

El rey mató a cientos mientras sus risas histéricas retumbaban por todo el bosque. Con la sangre de estos monstruos el bosque se bautizó como “el bosque de la muerte segura”.
 

Mientras los años pasaban, el comportamiento de River se iba volviendo cada vez más errático. El rey tenía una fuerza sobre-mewniana y nada podía detenerle. Muchos monstruos ya se habían resignado a esta vida en condiciones inmounstrianas y simplemente esperaban sentados a que el rey algún día se hiciera lo bastante viejo para no tener energía para sus cacerías… Por supuesto, este pensamiento era estúpido…

 

Mientras su sed de sangre se incrementaba, mantenía una amarga pelea con el Rey Cabeza Pony. El poder e influencia del Rey Cabeza Pony le ponían nervioso. Además, River estaba celoso porque muchos achacaban la prosperidad del reino de Mewni al Rey Cabeza Pony. Se registraron casos de tormentas que azotaron al reino de Mewni cada vez que River Butterfly hacía enojar a su rey.


Un jornalero fue oído rezando al rey Cabeza Pony para tener buenas cosechas como si de un dios se tratara. Cuando el rey recibió esa información, hizo que le sacaran la lengua con unas tenazas ardientes.


Las reinas tuvieron que encargarse de la diplomacia para que sus dos reinos y monarcas se llevaran bien… Se dice que estas discusiones dieron a las reinas una idea atroz: tener sus primogénitos a la vez para unir los dos reinos en el matrimonio… Y si salían del mismo sexo, que al menos fueran BFFs, lo que acabaría uniendo a los padres.


Campanas sonaban desde el palacio. Rumores decían que la reina había dado a luz a la futura heredera… Si esto era así la siguiente generación prometía ser la peor en los 1000 años del reinado de los Butterfly: la siguiente reina podría heredar los poderes mágicos de su madre y la sed de sangre de monstruos de su padre. Era el momento de detener esta locura, mi amigo Rasticore y yo iniciamos los primeros pasos para la rebelión.



Los rumores de una posible rebelión de los monstruos llegaron a la familia real. Muchos achacaron esta filtración de nuestros planes al "ojo que todo lo ve" de la familia real, pero sé perfectamente que ese ojo volador que vuela por nuestro bosque no funciona porque la familia real no tienen el poder para hacerlo... Pero sí hay una familia cuyo emblema es un ojo con alas y es "el ojo que todo lo ve" partícular de la familia Butterfly: La familia Avarius.

Los Avarius eran la familia de monstruos más rica y poderosa de Mewni. Durante miles de años esta familia sirvió como mayordomos de los anteriores monstruos dueños del castillo. Hasta que el último de su linaje murió al intentar resistirse a la invasión de los Buttefly cuando llegaron a Mewni.



Para evitar que esas tierras fueran devastadas por la guerra, los Avarius rindieron el castillo a los Buttefly. A modo de gratitud, los Butterfly dieron a los Avarius el liderazgo de aquel castillo y aquellos dominios que durante generaciones habían cuidado.



Lo cierto es que los Avarius convencieron al anterior señor monstruo del castillo a luchar contra los Buttefly hasta el final, para que eso desembocara en su muerte en el campo de batalla y así poder convertirse de ese modo en los dueños del castillo. Y su jugada funcionó. 


Actualmente los Avarius son la familia más rica de Mewni después de los Buttefly y los cabeza pony. Recibian maíz y armas a cambio de mantener a raya cualquier atisbo de oposición a la familia real entre los monstruos y proporcionarles información.

Buscando librar al mundo de sus supuestos enemigos, los Butterfly pidieron a la familia Avarius que le trajeran la cabeza de Rasticore y la mia.





Lord Brudo envió una orden real a Mon Barryn, que nos adoptó a Ras y a mí en el nido de Pterodactylus: una fortaleza ancestral construida a tanta altura que la hacía inexpugnable de cualquier ejército.

En su lugar, Mon Barryn se unió a Rasticore y a mí en rebelión contra el decadente linaje Butterfly.  Una vez que nuestra rebelión comenzó, los días del rey loco y la reina inconmovible estaban contados.

Cuando iniciamos la rebelión, los Butterfly temían que el Rey Cabeza Pony se uniera con mis fuerzas en su contra, así que intentó contactar con él para que se uniera en la guerra. Pero el reino nuboso de los cabeza ponys se mantuvo neutral al principio.


Los monstruos ya habíamos perdido dos guerras contra los Mewnianos por la misma razón: careciamos de armas, así que nuestro primer movimiento lógico tenía que ser contra la familia Avarius: Tenian armas más rudimentarias y menos armaduras que la armada real, estaban menos protegidos y conseguimos engañar a sus espías para que se creyeran que atacariamos el reino Butterfly directamente.


Nuestra primera victoria ocurrió en el bosque de la muerte segura cuando me enfrenté contra un ejército de leales a la mariposa ganando tres batallas en un solo día, tres batallas en un día. ¡Por el “infierno de la tortura segura”, ese fue un día glorioso!

Tratamos de tomar el Castillo Avarius pero nos repelieron. Tuvimos que reagruparnos, mi ejército fue perseguido por fuerzas de Moon y tuvimos que refugiarnos en la colina de las banderas.


Entonces la reina Moon finalmente salió de su escondite y lideró al ejército real reforzados con 10.000 hombres del Reino de Johansen para enfrentarnos, con respecto al rey loco se debía de estar meando encima.



La batalla que decidiría el destino del reino de Mewni ocurrió cerca río de Mewni. Moon comandó las hordas reales que eran unos 40.000. Mis fuerzas eran superadas por casi 5000 unidades, pero eso no importó. Ellos estaban frescos, pero nosotros estábamos endurecidos por la batalla y teníamos la Justicia de nuestra parte.
 
Mientras la ira de la batalla nos rodeaba me enfrenté con la reina Moon, el lagarto y la mariposa justó ahí al borde del precipicio. Luché con la furia de 10 monstruos.


Mis arqueros acertaron solo a alcanzar su cabracerdito y parecía que sus heridas eran definitivamente mortales… Pero eso no importaba en absoluto, quien merecía esas heridas mortales era la tirana que lo cabalgaba.





Pero tuve un golpe de suerte que pudo haber fallado en otros universos paralelos. En el momento que cargué contra la reina un arquero acertó a darla en su hombro, lo que hizo que el hechizo que tenía preparado para lanzarme fallase y me permitiera clavarle mi hoz en el pecho de esa tirana. La golpeé tan fuerte que los rubíes de su corona se liberaron cayendo por el precipicio. Actualmente lo llaman el precipicio Rubí.

  
La reina Moon yacía muerta en el suelo, su muerte había decidido el destino de la guerra. Sin su varita mágica, el destino del reino de Mewni estaba decidido. Con la basura de Moon muerta y el ejército real destruido, nuestro próximo movimiento era tomar el palacio de Mewni.

Pero el rey loco no rendiría el castillo por las buenas. En este punto el Rey Cabeza Pony fue vital… El reino de Mewni había solicitado varias veces ayuda a este reino  pero al Rey Cabeza Pony no le entusiasmaba apostar por el caballo perdedor… Tras la muerte de la reina Moon, 10.000 cabeza ponys se presentaron ante las murallas del castillo para que les abrieran las puertas con la promesa de que venían a apoyar a la corona…

  
Cuando los cabeza ponys entraron, saquearon la ciudad y masacraron a los habitantes de Mewni. No obstante lo que hizo el rey cabeza pony fue por un bien mayor.

Incluso lo que les pasó al resto de la familia real, incluidos los niños. Bebes o no, suya era la misma sangre maldita de la prole Butterfly y no se les podía permitir sobrevivir. ¿En que se convertirían al crecer? ¿En súbditos leales? ¿O reclamarían su derecho al trono?

Ras y su maldito honor norteño… Tuvimos la primera gran pelea la muerte de los niños de la realeza.

Ras lo llamo asesinato… ¿asesinato? ¡Era la guerra! Para mí no eran niños, eran hijos de la mariposa. Seguro que si Rasty hubiera sido mutilado como muchos otros monstruos en combate hubiera dejado de lado su maldito honor y sus moral por la venganza que mereceríamos… Ras exigió que los cabeza ponys fueran juzgados por sus crímenes. ¿Era un crimen poner fin a una familia de lunáticos que consideraba golpearnos, saquearnos y matarnos un entretenimiento? No culpé ni culpo al rey cabeza pony.

En lugar de eso envié a Ras para acabar con los partidarios de los Butterfly que quedaban y que estaban asediando mi hogar natal donde se encontraban mis hermanos rodeados por esos apestosos Avarius.
 
En cuanto al rey loco, encontró su final siendo apuñalado por la espalda por uno de sus sirvientes con las tijeras dimensionales  con las que pretendía escapar. Las tijeras abrieron un portal a un vacío que absorbió las entrañas de ese maldito lunático.

Una vez en el trono, Mon Barryn me recomendó casarme con la princesa cabeza pony y heredera del nuboso reino cabeza pony en cuanto fuera fértil. Era recomendable tener como aliado a una familia tan poderosa.

En cuanto a los Avarius, finalmente se rindieron. Les perdoné la vida y les dejé conservar sus tierras, castillo y títulos a pesar de haber luchado junto con la corona y casi matar de hambre a mis hermanos, después de todo también eran monstruos. Pero no serían bien recibidos en la corte.

Aunque desde la guerra los Avarius han prosperado mucho, actualmente mi hermano pequeño Resby ha nombrado escudero a uno de sus hijos… Hay rumores en la corte de que son amigos “demasiado íntimos”, pero no me importa lo que mi hermano haga en su vida privada, me importa que lo haga con un apestoso Avarius.

Gracias a los rumores de que mis antepasados tenían sangre real procedente de la reina oscura de Mewni Eclipsa que se casó con un monstruo antepasado mío, ese poco de sangre Butterfly que corre por mis venas fue conveniente para ser el único heredero y me convertí en rey… Pero lo cierto es que a mí no me coronaron… ¡¡Yo tome el trono!! Yo gobierno el reino Mewni.





Sin embargo, aún queda una apestosa mewniana de sangre real que consiguió escapar a mi furia… La heredera Star Butterfly fue exiliada por criados leales a la corona y ahora se encuentra en algún lugar al otro lado del mar Langosta en el viejo continente de Guauni, de donde escaparon los colonos mewnianos hace mil años… Tras haberme hecho con el trono de Mewni los Johansen estaban dispuestos a levantarse en armas contra nosotros y ayudar a esa tal Star Butterfly a recuperar el trono de Mewni, afortunadamente Mon Barryn hizo un buen trabajo negociando con ellos para evitarlo.

Dicen que con solo 14 años Star se casó con un caudillo guaniano que comanda un ejército de 10.000 guerreros. Y para colmo su ejército y sus poderes mágicos se están incrementado… Incluso envié a Glossaryck para que se ganara su confianza y se pusiera a su servicio para proporcionarnos información. Él me prometió que estaba de mi lado por tener el libro de hechizos, pero creo que me ha traicionado.

Ella es una amenaza a mi poder… Sé que la familia real no necesita la varita para hacer magia. Será mejor que se quede allí, si algún día se la ocurre poner un pie en Mewni afrontará la justicia del rey.

FIN?



Por cierto, aquí dejo un fancomic cortito de Moon y Toffee que me gustó mucho:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

/